La Patagonia Argentina es un vasto territorio cargado de misterio, generador de un fuerte magnetismo, poseedor de un increíble poder de seducción, capaz de cautivar a todo aquel que se acerque hasta estos parajes y se deje abrazar por la inmensidad de sus horizontes, hasta rendirse ante tan contundente demostración de la insignificancia del ser frente a la sublime majestuosidad de la naturaleza.

Un poco de historia

Tehuelches y viajeros

Enigmática como pocas regiones en el mundo, Patagonia plantea su primer desafío al intentar descifrar el origen de su nombre. Acerca del mismo, existen distintas versiones que señalan a Magallanes como autor. Una de ellas remite a la observación por parte del navegante de grandes pisadas realizadas por los Tehuelches, pueblo nativo de la región, quienes se caracterizaban por su fuerte contextura y notable altura. Otra, especula que Magallanes utilizó el término “Patagón”, haciendo alusión a un monstruo literario, personaje de una conocida novela medieval.

Parque Nacional Los Glaciares

Eternos testigos del tiempo, los glaciares despliegan su grandeza en la Patagonia Argentina y estremecen a los más variados visitantes. De aparente quietud y cultores de un silencio que impone el respeto de un santuario, manifiestan su energía en magníficos rompimientos que capturan la atención del mundo entero.

Guiados por expertos y dotados de grampones, los visitantes pueden caminar sobre la gélida superficie del glaciar y conocer desde su propio cuerpo a este gigante de la Patagonia Argentina.

En el Parque Nacional Los Glaciares, a 80 km de la localidad de El Calafate, se encuentra el Glaciar Perito Moreno. Este coloso de hielo brinda, a través de sus desprendimientos, uno de los espectáculos naturales más extraordinarios que se pueden disfrutar en la región. Distintas embarcaciones surcan el Lago Argentino, el espejo de agua de mayor superficie del país.

Navegando entre témpanos

A través de estas navegaciones, se puede recorrer el Canal de los témpanos e ir al encuentro del imponente glaciar. Sus 257 km2 de superficie y sus 30 km de longitud lo convierten en un punto de atracción ineludible para miles de viajeros de todo el mundo.

Dentro del mismo Parque Nacional y hacia el norte de la provincia de Santa Cruz, cientos de glaciares conforman un paisaje majestuoso que remite a los mismos orígenes de la Tierra. Estos enormes mantos blancos son los más antiguos testimonios de las glaciaciones ocurridas hace millones de años. También cercano a El Calafate, las inmensas paredes del glaciar Upsala -el más grande del Parque Nacional junto con el Viedma- ofrecen una vista sobrecogedora.

Contemplar las distintas caras de gigantes glaciares como el Onelli, el Agassiz, el Bolado, o la pared frontal del glaciar Spegazzini de 135 m . de alto, son experiencias únicas que depara la Patagonia Argentina. En las cercanías del desafiante Cerro Fitz Roy se encuentra la localidad de El Chaltén, punto de encuentro de escaladores y amantes del trekking de todo el mundo. Desde allí se parte hacia el Glaciar Viedma, en un camino que incluye un tramo en mini bus y otro en una embarcación, o al Glaciar Torre a través de un extenso trekking por la montaña. Ambos glaciares invitan a la preciada caminata sobre su superficie y la escalada de sus enormes paredes.

En el extremo sur de la región, en Tierra del Fuego, el Glaciar Martial propone distintas actividades para los amantes de la aventura sobre el blanco infinito. Partiendo también desde El Chaltén, quienes disfrutan de las travesías extremas podrán desafiar sus límites en expediciones por los enigmáticos hielos continentales. Al amparo de la inmensidad de los cielos patagónicos, podrán vivir una experiencia inolvidable en medio de interminables e inusitados paisajes. La Patagonia Argentina está al alcance de quienes se atreven a vivir la emoción de pisar los grandes hielos del fin del mundo.

Fuente: www.patagonia.gov.ar

Datos geográficos

Acerca de la Patagonia Argentina

Formada por las provincias de La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, con una superficie de 930.731 Km2 y una población total de 2.037.545 personas, cada rincón de la Patagonia Argentina ofrece una amplia gama de posibilidades para el relax, la recreación y la aventura, en un marco donde la exuberante naturaleza es la gran protagonista.

La Pampa, la plenitud del campo y las largas cabalgatas hasta la caída del sol son una señal inequívoca de la infinita llanura pampeana que alberga tradicionales estancias y permite disfrutar de asados criollos, actividades de campo y la típica música del lugar. Neuquén, cuna de los dinosaurios, combina lo más agreste de la estepa patagónica con el brillo de sus lagos y valles cargados de vegetación. Río Negro, su mar cálido y transparente, valles, eventos deportivos, y la estepa, conviven con paisajes místicos, pinturas rupestres y la diversa fauna autóctona de la región. Chubut, donde el océano despliega todo su esplendor, donde ballenas y delfines montan un espectáculo conmovedor junto a pingüinos y lobos marinos. Santa Cruz, variedad de marcos naturales vírgenes y magnánimos, custodiados por cientos de glaciares que irrumpen en la inmensidad del paisaje. Tierra del Fuego, el extremo más austral de América, tierra de magia y ensueño, donde se viven las noches más largas en invierno y los días más luminosos y extensos en verano.

Toda la Patagonia Argentina, su gente, sus paisajes y su fuerte cultura ancestral, invita a descubrir la magia al sur del mundo.